Image

QUIENES SOMOS





El gestor de la compañía, se expatrió a Colombia en 1938 huyendo de la II Guerra Mundial cuando apenas tenía ocho años y se dedicó a los textiles como única manera de subsistir en el nuevo mundo.

Llegó a los dispositivos médicos de forma accidental, cuando en 1971 tuvo que enfrentar un serio diagnostico, deberían amputarle una pierna debido a un problema circulatorio.

Gracias a que toda su vida fue inquieto y recursivo, rechazó de plano ese diagnóstico e investigo si había otras alternativas que la ciencia pudiera ofrecerle. Al poco tiempo su testarudez dio fruto, el Doctor Michael Debakey podría salvar su pierna implantando una prótesis vascular. Viajó para someterse a la cirugía y en el posoperatorio conoció una prótesis vascular, la cual le causó gran interés por tratarse de un producto textil.

Cuando salió del hospital llevaba dos prótesis: una implantada y el otra en el bolsillo obsequiada por el Doctor Debakey.

Se enfrentó entonces con el inmenso reto de fabricar prótesis vascular en Colombia. Las máquinas que necesitaba requerían una inversión lejana a sus posibilidades, pero utilizó su ingenio y a partir de unas maquinas muy antiguas construyó las que necesitaba. Con dificultad obtuvo el Dacron, materia prima para elaborar las prótesis.

Finalmente, después de mucho trabajo, desvelos, ensayos y con el apoyo incondicional de eminentes médicos colombianos (los que no nombramos para no olvidar a ninguno) comenzó a fabricar prótesis vasculares en Colombia.

En 1985 como solución para las hernias y el reforzamiento de la pared abdominal, desarrollo y fabrico mallas quirúrgicas. Las primeras fueron fabricadas en multifilamentos de poliéster, pero como novedad en 1988 comenzó a utilizar monofilamento de polipropileno.

En 1990, por solicitud del Doctor Nathan Zundel, fabricó una malla quirúrgica con cierre. Este dispositivo se implantaba para luego realizar las limpiezas necesarias (únicamente era necesario subir o bajar la cremallera), finalmente este se retiraba.

Con el desarrollo de este producto, Winer obtuvo el Premio Nacional de Inventores.


En 1991 inicio la fabricación de estoquinetas de algodón en Colombia, para los niños necesitaban protegerse del cosquilleo de los yesos. Posteriormente se desarrollaron otro tipos de estoquinetas como la de Nylon, materia prima para la fabricación prótesis.



Es y será el legado de nuestro gestor: ”los pacientes deben acceder a dispositivos de excelente calidad y estos con precios módicos”

Compartir en: